miércoles, 16 de septiembre de 2009

la biografia de un hamster


Cuando era pequeña, mi padre llegó a casa con una jaula inmensa, con dos pequeñas cositas que parecían bolitas de algodón, quede anonadada por aquellos animales, no sabía que eran hasta que mi padre me dijo, ¡son hámsters!, mi hermana obtuvo al mas rubio y grande y yo al mas pequeño, mi hermana llamó al suyo bisbi, yo llamé al mío...FIGUELOU
Descubrí que estos dormían de día, que comían semillas de girasol, era su comida favorita aparte de el trigo, con el tiempo fue creciendo, llegaba a medir 16cm, casi como la palma de mi mano.Con solo 3 meses comenzó a realizar esos cambios físicos creció su pelo y se le cayeron los dientes, era tan chistoso verlo con 3 dientes no podía almacenar su comida en sus abazones, yo tenía que moler su comida porque él no tenía fuerzas.
Con su primer año mi madre les compró su casa nueva, era un cohete espacial de 3 pisos, obviamente que para un hámster era una mansión; mi papá les compró sus pelotas gigantes para andar a su libre albedrío por toda la casa sin que los pisen, yo junté dinero y les compré un columpio y mi hermana una resbaladilla, eran como nuestros hermanitos, nos sentíamos muy felices con ellos.
Nunca se habían escapado de su cohete espacial, así que mi padre les compró una conexión con toda la casa, parecían tubos de papel higiénico pero transparentes; un día salimos de compras y nos olvidamos de dos pequeñeces, figuelou y bisbito, ambos en las pelotas gigantes, llegamos y encontramos que uno intentaba escaparse, había partido por la mitad la esfera(bisbi), mientras figuelou había hecho de las suyas, había escapado, no lo encontraba, la puerta de la casa estaba abierta, pensé lo peor, y arranqué a llorar todos buscábamos a figui, fui al almacén de la casa y hay habían tantas cosas que podían dañarlo busqué por el piso todos los rincones comencé a llamarlo y entre lágrimas caí rendida al piso y figuelou apareció con sus bigotitos todos sucios, como pidiéndome perdón, lo cogí y le di un besito me quedé con él hasta que mi madre me dijo que tenia que ir a dormir...
Podría contar todas esas aventuras que pasé con mi fiel amigo figuelou, mi primera mascota y mi primer amigo, quien podría imaginarse que viviría 5 años, aquí todos sabemos que los hámsteres viven 3 a 2 años, pero figui vivió 5.
Con el pasar de los años figui se hizo más viejo y de pronto apareció en el una tumoración en uno de sus órganos internos, que no prefiero detallar; lo llevé a la clínica veterinaria de emergencias, el Dr. Salazar me dijo que si, era un posible cáncer y que si lo intervenían posiblemente se sacaría figuelou los puntos y correría el riesgo de desangrarse, yo quede muy mal con aquel diagnóstico no tenía más tiempo y casi entro en desesperación, en casa todos andaban muy tristes y preocupados por el estado de figuelou, estuvo internado 4 días y yo no hacia mas que llorar, pensando en se sentíar mi pobre amiguito...
Cuando fuí a la veterinaria en busca de figui, el veterinario le receto MORFINA, me pareció algo exagerado, pero bueno, todo sea por el bien de figuelou, le compré un pebetero, para realizar la mezcla de la morfina y el agua; al comprarlo figui no quería saber nada con el pebetero, llegando a romper alrededor de 5 hasta que me cansé y le compre uno de plástico y como no quería tomar ni en plástico ni en su vasija normal, tuve q volver a llevarlo al veterinario para que le administrasen el medicamento por inyección; me dolía tanto ver aquello, era tal el sufrimiento...
A los 2 meses se recuperó, justo cuando iba a cumplir 4 años, un 25 de noviembre del 2002; figui aun estaba en observaciones, cada viernes iba al veterinario para hacerse su chequeo correspondiente.
Paso un año y figuelou comenzó a tener otro problema, la ceguera, me di cuenta cuando llegue del colegio y fui a visitarlo, lo llamé por su nombre y él se golpeo contra el acrílico y podía percibir que estaba totalmente ciego, lo lleve de inmediato al veterinario y éste confirmo mis sospechas... "¡tu hámster ya estaba muy ancianito!", esas fueron las palabras sabias de mi madre mientras me miraba con compasión.
No podía hacer algo más que aislarlo, no quería que se lastimase más, su cohete espacial quedaría guardado para siempre, comencé a desarmarlo y poner a figui en un lugar mas seguro le compré una cajita un poco frustrante para alguien que andaba a su libre albedrio como él, así que lo puse cerca de mio, lo instalé en mi habitación para así observar cualquier movimiento, pasaron los meses y fue que falleció a mi lado, se que no pude hacer nada ese era su ciclo de vida, sentí la perdida de un gran amigo, que estuvo siempre a mi lado, de forma incondicional...
En honor a FIGUELOUmi mejor amigo mi compañero de travesuras FIGUI DONDE SEA QUE ESTES, SIEMPRE TE RECORDARÉ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada